He dejado de pagar la hipoteca, ¿Y ahora qué?

¿Qué pasa si dejo de pagar la hipoteca?

Al producirse el impago, por lo general, de entre tres y seis cuotas, el banco inicia un proceso de ejecución hipotecaria con el que no reclama las mensualidades atrasadas sino el importe total del crédito a un interés que puede llegar hasta el 25%. Las costas judiciales van a cargo del deudor. Si no puedes pagar lo estipulado en la ejecución ni tampoco los avalistas del préstamo, si es que existen, se llega a la subasta del inmueble. Pero no es tan grave el hecho de perder la vivienda sino cuándo y en qué condiciones se pierde. Afes intentará minimizar este impacto buscando las mejores opciones sin que ello conlleve otras consecuencias en tu vida. Para que puedas empezar de nuevo sin arrastrar cargas económicas.

¿A cuánto pueden subir las costas judiciales por el impago de la hipoteca?

Las costas judiciales por el impago de hipoteca si se trata de tu ‘vivienda habitual’ no pueden ser superiores al 5% del total reclamado en la demanda. Además, los intereses de demora que se hayan devengado desde que cerraron tu préstamo hipotecario hasta la fecha de celebración de la subasta no podrán ser superiores al 12%.

En un futuro cercano, estaré en situación de paro. ¿Puedo solicitar al banco una moratoria por dos años para reiniciar los pagos? ¿Si es que sí, tiene coste? ¿Puedo renegociar las condiciones del crédito para bajar el pago mensual?

Si tu situación económica va a cambiar, deberías acudir a la entidad para negociar con ellos una adecuación de tu cuota durante un tiempo. Hay miles de posibilidades, desde una carencia en la amortización de capital, pagando sólo intereses durante esos dos años, hasta una carencia en capital e intereses, una ampliación del plazo en años para que las cuotas sean inferiores, una negociación de un tipo de interés más bajo, etc.. Si las nuevas condiciones implican una nueva escritura incluirán costes que deberán ser asumidos por usted, a no ser que negocie otra fórmula con el banco. En la Asociación estamos a su disposición para asesorarle más concretamente cual es el tipo de acuerdo que más le conviene.

Llevo tres meses sin pagar la hipoteca y el Banco me está presionando ¿Qué hago?

Es normal que cuando a alguien le deben algo, lo reclame. La diferencia es cómo lo reclama y cuándo. Las entidades financieras tienen como primer objetivo la presión desde sus oficinas a los clientes para evitar que éstos entren en mora. Si estás pasando por un momento puntual de falta de capacidad económica, es importante que el banco con el que tienes la hipoteca conozca esta situación, y sepa que no estás solo, sino acompañado por una Asociación capaz y operativa que te ayudará a encauzar la solución a tu problema.

¿Cuánto tiempo puedo seguir en mi casa una vez dejo de pagar el primer recibo?

Desgraciadamente no sabemos ver el futuro, y no podemos contestar exactamente a esta cuestión, pero con carácter general si se puede afirmar que los procedimientos de ejecución hipotecaria se dilatan en el tiempo considerablemente respecto de épocas anteriores. En un reciente estudio hecho por nuestra asociación el tiempo medio desde el impago del primer recibo hasta el momento del lanzamiento (cuando hay que abandonar la vivienda) superaba los 27 meses. Esto no quiere decir que en todos los casos sea así. En algunos podrá ser más y en otros, por desgracia mucho menos. Lo importante es saber qué puedes hacer durante el tiempo que puedas disfrutar de tu vivienda, qué alternativas tienes para, además de tener un techo donde cobijarte, no te quedes con una deuda impagable de por vida que te arroje irremisiblemente a la economía sumergida. La carrera por solucionar los problemas no puede tener como meta la salida de tu casa, sino tu recuperación para el sistema socioecómico y tu normalidad como ciudadano, con todas las posibilidades, derechos y obligaciones de los mismos. Suerte en esta carrera, y cuenta con nosotros para lo que creas que necesites.

¿Qué puedo hacer ante un embargo?

El  procedimiento de ejecución hipotecaria o embargo de un inmueble es largo y tedioso, tiene una serie de puntos de inflexión que una vez rebasados no puede volverse atrás y van cerrando puertas a posibles actuaciones. Además según vamos avanzando en el procedimiento los plazos se acortan y puede ser que por días tu situación empeore radicalmente.

¿Pueden venir a echarme de mi casa si no pago?

Sorprende que haya personas que aún crean que el banco puede echarlas de su casa de un día para otro en cuanto dejan de pagar la hipoteca, y que piensen que en cuanto el banco les reclama la deuda, ya no hay vuelta atrás. No es cierto. Lo primero que tienes que saber es que cualquier acción que inicie el banco ante un impago te la comunicará por escrito. Lo más habitual es que inicie el procedimiento de ejecución hipotecaria que suele durar entre 9 y 18 meses en función de las circunstancias del deudor y que concluye con el lanzamiento (desahucio). Durante este tiempo, tú también puedes llevar a cabo acciones para defender tus intereses, y para ello es necesario que estés informado y que cuentes con el respaldo de una organización como la nuestra.

¿Qué es una ejecución hipotecaria?

Normalmente a la sexta o séptima cuota impagada (aunque lo podrían hacer desde la primera, puesto que así está reflejado en casi todas las escrituras del préstamo hipotecario) la entidad acreedora CANCELA el préstamo hipotecario y envía un burofax a todos los implicados comunicando que se inicia la reclamación judicial si en un breve periodo de tiempo (unas 48 horas) no hacen efectivo el pago del importe total del crédito a un interés que puede llegar hasta el 25%. Las costas judiciales van a cargo del deudor. Si no puedes pagar lo estipulado en la ejecución ni tampoco los avalistas del préstamo, si es que existen, se llega a la subasta del inmueble.

Me ha llegado una notificación de embargo ¿Qué significa?

Significa que la entidad o persona que te concedió un préstamo para comprar tu vivienda  y al que no has podido atender, ha ejecutado la hipoteca o prenda que pusiste como garantía, y se ha puesto en marcha un procedimiento judicial. No es verdad que ya no puedas hacer nada para detener o paliar los efectos de este embargo. Desde Afes sabemos cómo funcionan los procedimientos judiciales y te podemos asesorar sobre cuál es la mejor opción para solucionar tu caso desde este momento.

Van a subastar mi casa ¿Seguro que la pierdo?

Si tu casa sale a subasta existen muchas posibilidades de perderla, pero desde nuestra Asociación podemos ayudarte a entender mejor tu caso y cuáles son las posibles alternativas que te podemos ofrecer. No debemos dar nunca nada por perdido aunque sea realmente complicado conservar tu vivienda.

Han subastado mi casa ¿Qué va pasar ahora?

Si tu casa sale a subasta existen muchas posibilidades de perderla, pero desde nuestra Asociación podemos ayudarte a entender mejor tu caso y cuáles son las posibles alternativas que te podemos ofrecer. No debemos dar nunca nada por perdido aunque sea realmente complicado conservar tu vivienda.

Han subastado mi casa ¿Qué va pasar ahora?

Dependiendo del resultado de la subasta , existen diferentes posibilidades. Es imprescindible conocer perfectamente todos los detalles de tu caso para intentar aportarte una alternativa fiable y que sea eficaz teniendo en cuenta tus objetivos.

En caso de llegar a la subasta de la vivienda, ¿con qué tipo de tasación se subastaría? ¿con la que viene en la escritura o se haría una nueva tasación? ¿Cuál es el porcentaje mínimo con la que se lo adjudicaría el acreedor?

El valor por el que el inmueble sale a subasta en una ejecución hipotecaria viene, por lo general, recogido en la misma escritura de constitución de hipoteca y se denomina “Tipo de Subasta”. Normalmente se calcula sumando al nominal del préstamo, cantidades para comprender una parte de los intereses ordinarios, otra de los de demora y una suma para cubrir los costes del procedimiento. Ha habido varias entidades que han especulado con este concepto con mayor ó menor éxito, pero en la mayoría de los casos el tipo de subasta se rige por estos criterios recientemente expuestos. Si el bien subastado es vivienda habitual y no existen postores, el acreedor se lo adjudicará por el 70% del tipo de subasta marcado en la hipoteca, y el resto de la deuda recaerá sobre el ejecutado. Si el bien no fuese vivienda habitual y del mismo modo la subasta se declarara desierta, el acreedor se lo adjudicará por una cantidad que no exceda del 50% del tipo de subasta o por el total de la deuda si este porcentaje fuese superior a la deuda contraída. Existe infinidad de casuística en función del tipo de subasta y la deuda que se mantenga, por ello se debe estudiar cada caso particularmente con el fin de comprender cuáles son las consecuencias de una subasta. Cuenta con nosotros para cualquier otra que te pueda surgir.

¿Cómo han cambiado las subastas de inmuebles ejecutados?

La reforma trata de simplificar las subastas en primera instancia, reduciendo del 20% al 5% el aval requerido y elevando de 20 a 40 días el plazo dado a los postores para lograr la financiación necesaria para pagar el remanente, con el objetivo de incentivar la venta de la vivienda a terceros con un sistema de pujas. La venta nunca podrá ser por menos del 75% de su valor de tasación. De quedar desierta, como suele ocurrir actualmente, el banco tendrá derecho a quedársela pero por el 70% –y no el 60%– del valor de subasta, lo que asegura que el ejecutado perciba al menos el 52,5% del valor de tasación original del inmueble. Una garantía que antes no tenía.

Sobre tus posibilidades de negociar con el banco…

¿Tengo derecho a la Dación en Pago?

Código de Buenas Prácticas impulsado por el Gobierno contempla la dación en pago en determinados supuestos. En Afes estudiamos tu situación y gestionamos la solicitud en el caso de que se den los supuestos que contempla la Ley. Antes de optar por la dación en pago, el banco aplicará un plan de reestructuración para intentar salvar esta situación. Nosotros te acompañaremos en este trámite explicándote todos los pasos y asesorándote sobre la mejor opción.

¿Puedo optar a la dación en pago si no cumplo los supuestos?

En este caso, el banco adherido al Código de Buenas Prácticas no está obligado a ofrecerla, pero aún así puede valorar tu expediente. Estamos a tu lado para mediar con tu banco y aprovechar todo lo que encontremos a tu favor para una condonación de deuda total o parcial.

¿Tengo que pagar la plusvalía si doy mi vivienda en dación en pago?

En estos momentos así es. Sería bueno que esta cuestión se debatiera a nivel parlamentario para proponer una alternativa. Incluso el Gobierno podría dar una solución sin tener que acudir a trámite parlamentario al tratarse de un impuesto que grava un enriquecimiento inexistente no tiene razón de ser. La dación en pago es una transmisión que no puede haber generado plusvalías por la propia naturaleza de la actividad en sí; se paga la deuda con la entrega del inmueble y la propia transmisión no tiene ninguna capacidad especulativa, sino todo lo contrario.

¿Puedo vender mi casa si ya está en ejecución hipotecaria?

Sí, puedes venderla y es la mejor solución para negociar con tu banco. Vivimos tiempos difíciles donde el precio de la vivienda baja constantemente por lo que no parece fácil encontrar compradores. Sin embargo, tu casa tiene un valor para alguien, y ese alguien  estaría dispuesto a comprarla de forma rápida y un precio razonable. Afes recibe propuestas todos los días de inversores que buscan una vivienda concreta y esa podría ser la tuya. También te asesoramos en esto.

¿En qué consiste un Periodo de carencia?

Es otra solución que el banco puede considerar para aliviar tu carga hipotecaria. Un periodo de carencia supone la interrupción de la amortización de la deuda durante un tiempo determinado. Por lo general, no se realiza devolución de capital y tan sólo se pagan intereses.  En todos los periodos de carencia hay una letra pequeña que conviene revisar para que efectivamente se adapte a las nuevas circunstancias y a tu capacidad de pago actual, y que no supongan un problema en el futuro.  Te asesoramos en esta negociación con tu banco.

¿Se puede aún arreglar mi situación para no perder mi vivienda?

Afes tiene mucha experiencia en mediación con bancos. En el caso de que estés pensando refinanciar tu hipoteca, supervisamos las condiciones en las que el banco te ofrece esta refinanciación para que en el futuro no te traiga consecuencias no deseadas. También podemos negociar un periodo de carencia, o incluso la entrega de la vivienda a cambio de un mínimo alquiler. Dependiendo de tu  situación y del banco con el que tengas la hipoteca, existen diferentes soluciones que siempre serán mejores que la situación en la que te encuentras ahora.

¿Cómo me afecta la nueva reforma de la Ley Hipotecaria?

La Ley incluye la suspensión durante dos años de los desahucios en los que los afectados cumplan ciertas condiciones. Entre ellos, se señala que los ingresos de los miembros de la unidad familiar no podrán superar la cantidad de tres veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (Iprem), el equivalente a 19.000 euros anuales. La ley incluye también quitas del 35% para los deudores que liquiden sus cuotas en un plazo de cinco años y del 20% si lo hacen en 10 años.

¿Quiénes pueden beneficiarse de las nuevas limitaciones impuestas a los intereses de demora?

La reforma limita por primera vez los intereses de demora, que antes alcanzaban cifras cercanas al 30%, a un tope de tres veces el precio del dinero, lo que hoy sería un 12%. Tampoco podrán capitalizarse junto al principal de la deuda. Podrán beneficiarse de la medida tanto los nuevos hipotecados como aquellos que ya hayan generado intereses de demora pero no los hayan pagado aún.

¿Cómo se adaptada a la legislación la sentencia del Tribunal Europeo sobre cláusulas abusivas?

Hasta el momento, aunque el deudor hipotecario podía alegar que su desahucio estaba motivado por una cláusula abusiva, el proceso de ejecución terminaba resolviéndose antes de dilucidar si era cierto. La reforma habilita ahora al juez o al notario para suspender cautelarmente el juicio hasta comprobarlo. Si la cláusula abusiva ocasionó la ejecución, esta se cancelará, pero si, siendo abusiva, no es la causa del desahucio este proseguirá con la anulación única de dicha cláusula. En caso de ejecución, el afectado tendrá 10 días para alegar cláusulas abusivas. Para aquellas ejecuciones en curso, se abre ahora un plazo de un mes para solicitarlo.

¿Cómo han cambiado las subastas de inmuebles ejecutados?

La reforma trata de simplificar las subastas en primera instancia, reduciendo del 20% al 5% el aval requerido y elevando de 20 a 40 días el plazo dado a los postores para lograr la financiación necesaria para pagar el remanente, con el objetivo de incentivar la venta de la vivienda a terceros con un sistema de pujas. La venta nunca podrá ser por menos del 75% de su valor de tasación. De quedar desierta, como suele ocurrir actualemente, el banco tendrá derecho a quedársela pero por el 70% –y no el 60%– del valor de subasta, lo que asegura que el ejecutado perciba al menos el 52,5% del valor de tasación original del inmueble. Una garantía que antes no tenía.

¿En qué consiste el sistema de quitas sobre la deuda pendiente con la entidad y quién puede acogerse a él?

La nueva legislación no impide que sobre el desahuciado pueda seguir pesando una deuda de por vida con su entidad acreedora, aunque establece un sistema de quitas por el que el afectado puede saldar toda su deuda si paga el 65% de ésta en un plazo de cinco años, o el 80% en una década. El sistema de quitas es retroactivo por lo que podrán acogerse todos los deudores hipotecarios futuros pero también aquellos para los que no se hayan cumplido aún los citados plazos de cinco y 10 años. Para quienes su plazo venciera en 2013 se les prorroga la posibilidad hasta el 1 de enero de 2014.

¿Los fondos buitres son la solución de los hipotecados con problemas?

Los fondos buitre han llegado recientemente a España y han comprado principalmente cartera de inmuebles adjudicados y deuda de empresas, bien del ladrillo, bien de otros sectores. Apenas se han vendido 3.000 hipotecas de particulares a este tipo de fondos, cuando el número total de hipotecas afectadas entre las que están en mora y las que están en ejecución hipotecaria bien podrían superar la magnitud del medio millón. Aún así, a los deudores que su hipoteca ha sido adquirida por este tipo de fondos se les podría decir que han tenido mucha suerte, por lo general. El negocio de los fondos es solucionar el conflicto lo más rápidamente posible y vender el inmueble en el mercado. Al considerar que han comprado esa hipoteca por no más del 20 % del nominal de la deuda, las facilidades que pueden dar al deudor para perdonarle todo lo que deba a cambio de facilitar la enajenación o liquidación temprana del bien que avala la deuda son enormes respecto de las posibilidades habituales de la banca tradicional. Los fondos no podrán ser la solución porque la banca no venderá la totalidad de su cartera de hipotecas morosas de particulares.

Sobre las cláusulas abusivas

¿Cómo puedo detectar si mi hipoteca incluye una cláusula suelo u otro tipo de cláusula abusiva?

Hay que revisar el contenido de la escritura, principalmente en el apartado de cláusulas financieras y si es posible que sea examinada por un profesional que será quien pueda aconsejarte  y te recomendará su reclamación.

¿Qué tipos de cláusulas abusivas hay?

El  9 de mayo de 2013 el Tribunal Supremo dictó sentencia en relación a las cláusulas abusivas de los contratos hipotecarios.  Los magistrados solamente podrán declarar nula una cláusula si ha habido falta de transparencia. El Tribunal niega el carácter retroactivo de la nulidad.

Entre todas las cláusulas abusivas que recoge la sentencia, las más frecuentes son:

Intereses por demora, que son aquellos en los que se incurre cuando existen retrasos en el pago de las cuotas hipotecarias siendo éstos, superiores a tres veces el interés legal del dinero (12%). Algunas hipotecas han llegado a fijar intereses de hasta el 30% por retrasos en el pago.

Cláusula suelo y techo sobre las que el hipotecado no haga constar su consentimiento expreso, o incluso aunque las haya consentido, que haya un límite de la variación máxima al alza (en beneficio del banco) mayor que el de la variabilidad a la baja (en beneficio del hipotecado).

También hay una cláusula de vencimiento anticipado que recoge el Tribunal Supremo donde reconoce que hasta la tercera cuota impagada de la hipoteca no se podrá ejecutar la vivienda.

¿Puedo ignorar el “suelo” de mi hipoteca y pagar la cuota según lo que pone mi hipoteca?

No puedes hacerlo, ya que el recibo de tu cuota mensual está calculado con la clausula suelo. Si realizas un pago inferior mensualmente, la entidad considerará que no abonas tu préstamo y podrá incluso cobrarte intereses de demora y comisiones de impago. Haz una queja formal al departamento de atención al cliente de tu entidad , y posteriormente, al Banco de España. Si las respuestas son negativas, valora contactar con letrados expertos en derecho bancario y presentar una demanda ordinaria contra tu entidad solicitando que anulen la clausula suelo por considerarla “abusiva”. En nuestra organización obtenemos habitualmente éxito en este tipo de cuestiones, no dudes en contactar con nosotros si quieres que te echemos una mano.

¿Qué tengo que hacer para eliminar mi cláusula suelo, dado que la ley las ha prohibido?

Lo primero, definir que es una cláusula suelo, que es la fijación de un límite de interés mínimo que se debe pagar en una hipoteca contratada. En España es, de media, el 3%. Si la hipoteca está ligada al Euribor, lo más habitual en nuestro país, tener una cláusula suelo supone no poder beneficiarse de las bajadas del indicador, que ahora está en mínimos históricos.

Sin embargo lo importante para determinar si es abusiva la cláusula suelo, no es que el tipo mínimo sea alto, sino la falta de reciprocidad, o lo que es lo mismo, la falta de equilibrio de obligaciones y derechos entre la entidad financiera y el hipotecado. Por tanto, podrá ser declarada abusiva la cláusula suelo por los tribunales, cuando no se establezca una cláusula techo, que proteja al hipotecado frente a la subida del indicador Euribor.

Una vez comprobado que hay una cláusula suelo y que cumple con los requisitos marcados por el Tribunal Supremo puedes ir a la oficina bancaria y solicitar que la retiren, si no aceptan puedes reclamar al servicio de atención de la entidad bancaria, que tiene dos meses para contestarte. Si tu petición ha sido rechazada debes ir al Banco de España a exponer tu caso. Dado que la resolución del caso a nivel particular con la entidad bancaria en muchos casos es bastante complicada, te recomendamos que acudas a un profesional para que te guie en todo el proceso. Nosotros desde Afes estudiamos y analizamos personalmente cada caso planteando la mediación como el modelo de resolución hoy en día para arbitrar conflictos de créditos con garantías hipotecarias antes de llegar a un proceso judicial.

Las cláusulas suelo, ¿van ligadas a las cláusulas techo? ¿Qué tengo que hacer si este es mi caso?

Las cláusulas suelo son condiciones muy habituales que el banco introduce en algunos préstamos hipotecarios para que, bajen lo que bajen los tipos de interés, el deudor tenga un tope mínimo —de tipo de interés o de referencia— que pagará en todo caso. A veces, pero no siempre, ese contrato incluye también una cláusula techo que establece un tope máximo, algo que suele parecer una contraprestación que da el banco a cambio de que el deudor acepte la cláusula suelo. Por tanto, aunque exista un techo, no es óbice para que el suelo sea considerado “abusivo”.

¿Cuándo van a rebajar las cláusulas suelo?

No somos capaces de predecirlo, pero, a día de hoy y con las sentencias que tenemos tanto de diversas entidades bancarias (BBVA, Cajasur…), la mayoría de las cláusulas suelo se han declarado nulas o abusivas. Si en tu hipoteca tienes este tipo de condicionado y tu banco no ha hecho nada al respecto, te recomiendo contactar con algún profesional como nosotros que te pueda ayudar a comprender qué se puede hacer en tu situación en concreto.

¿Qué otro tipo de cláusulas abusivas pueden ser denunciadas con altas probabilidades de que sean eliminadas por ilegales?

  • Redondeos de intereses por encima de 1/8 de punto.
  • Que la variación de los intereses solo pueda ser al alza.
  • Un tipo de referencia no objetivo para fijar los intereses, como aquellos tipos que incluyan el tipo del propio banco.
  • Pactos que traten de garantizar cualquier obligación que el hipotecado pueda contraer en el futuro con la entidad.
  • Seguros colectivos ( de vida, hogar, cobertura de riesgo, etc…) que hayan sido impuestos por la entidad acreedora para la concesión del préstamo hipotecario.
  • Préstamos hipotecarios en multidivisas concedidos a hipotecantes sin conocimientos financieros específicos.

¿Por qué Afes?

¿Cuánto cuesta asociarse y a qué me da derecho?

La cuota anual de nuestra asociación es de 120 euros que se paga en el momento de asociarse e iniciar el caso de apoyo al asociado. Ser socio de Afes te da derecho a contar con nuestro apoyo en la gestión de tu caso. Nuestra institución te apoyará en la comunicación con terceros, en la contratación de apoyo externo, en la orientación de las acciones que debes emprender; conseguirá descuentos con nuestros colaboradores externos, y con entidades y establecimientos que nos apoyan.

Afes es una asociación sin ánimo de lucro que lucha por defender los derechos y los intereses de los afectados por embargos y subastas. Nuestra asociación está promovida por personas que, como tú, están viviendo este tipo de situaciones, y la cuota que pagas está destinada íntegramente a los gastos que la asociación tiene para su funcionamiento de gestión y apoyo.

¿Es fiable?

Cuando una sociedad vive una situación de crisis como la actual es habitual la aparición de personas y organizaciones que podemos definir como “desalmadas” que aprovechan las desgracias ajenas para intentar su lucro. Desde nuestra asociación también luchamos contra este tipo de actividades y protegemos a nuestros asociados. Nuestros principios como organización sin ánimo de lucro nos obligan a ser honestos en todo momento con el asociado.

¿Cuáles son los principios de Afes?

1.- EL AFECTADO ES UN CIUDADANO CON TODOS SUS DERECHOS
Entendemos que las personas con las que tratamos están atravesando una mala etapa que les lleva aparejada momentos de crisis en lo económico y en lo emocional. El afectado no es un excluido social, es un ciudadano con un problema.

    2.-NUESTRAS CAPACIDADES SON LAS DE NUESTROS ASOCIADOS
Prestamos apoyo en todo el proceso de duración de un caso. No abandonamos hasta que no haya nada más que hacer. No damos por perdido un caso hasta que se agoten todas nuestras posibilidades y capacidades.
    3.-BUSCAMOS SOLUCIONES, LOS MILAGROS NO SUELEN DARSE
Nunca levantamos falsas expectativas que hagan sufrir innecesariamente a nuestros asociados. Debemos ser en todo momento realista, coherente y racional. Intentamos la mediación antes de llegar a un proceso judicial.
    4.- SU INFORMACIÓN ES NUESTRA BASE
Nos comprometemos a escuchar al asociado, entender qué ha pasado y  recoger toda información que nos pueda ser de ayuda para prestarle apoyo.
    5.- LA SOLUCIÓN DE MAÑANA NO TIENE PORQUE SER LA DE HOY
Nos obligamos a mejorar permanentemente a través de la formación, el análisis de la realidad social y nuestras propias experiencias. No descartamos ninguna propuesta que esté encaminada a la resolución de los problemas de los asociados.

¿Cuántos casos han tratado en Afes?

Desde abril de 2009 hasta la fecha se han asociado 6.417 familias afectadas. Durante este tiempo desde Afes se ha dado información para cómo afrontar una ejecución hipotecaria a 14.481 personas de forma telefónica, on line y presencial. En total, de esos 6.417 asociados la asociación ha gestionado 3.182 llegando a término 2.467 casos. Por tanto, de los 2.467 casos, un total de 1.564 expedientes han acabado en éxito. Es decir, el 60% de los casos que gestiona Afes acaban en éxito.

¿Si vivo fuera de la Comunidad de Madrid me pueden llevar mi caso?

Afes ofrece el mismo servicio a los socios fuera de la Comunidad de Madrid de forma on line con el mismo equipo de profesionales. Le atienden personalmente por teléfono y le acompañan en todo el proceso de forma permanente de forma telefónica y a través de las redes.

¿Tiene solución mi situación?

Cada caso es un mundo. No podemos ni debemos estandarizar los problemas de las personas. Nuestra asociación ofrece a los afectados y asociados un trato personalizado para poder atender debidamente a cada ciudadano. Nuestros asesores te atenderán y te irán orientando en todo momento sobre el desarrollo de tu caso.